Internet es una ventana al emprendimiento. Una buena idea puede encontrar salida en internet sin una gran inversión. Cientos de startups se crean y se lanzan a probar suerte en un mercado cada vez más amplio y heterogéneo.

Internet permite la virtualización de mercados tradicionales. Como ha ocurrido con el sector del turismo, donde gran parte del volumen de negocio se ha trasladado a la red. Todos aquellos sectores intensivos en intermediación pueden encontrar alternativas a través de la red.

En economías maduras, donde la especialización resulta esencial debe ser una prioridad invertir en internet y dominar un medio que será decisivo a corto plazo en el desarrollo de los negocios.

Internet sirve como plataforma a la internacionalización de las empresas. Internet no tiene barreras, no conoce fronteras, a través de la red puedes comprar artículos en cualquier lugar del mundo. Las empresas han visto facilitado su acceso a infinidad de nuevos mercados.

Venta de productos bajo demanda, productos especializados pueden ser distribuidos de forma rentable. Las empresas ya no necesitan tener grandes cantidades de stocks en puntos de venta. Gracias a internet surge un nuevo modelo de negocio.

Oportunidades de negocio vinculadas a la geolocalización. A través de cualquier dispositivo móvil existe la posibilidad de recibir ofertas personalizadas al lugar donde te encuentras.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *